Tuesday
Aug 16/22
5:11 pm

Atenienses de Manati
2010
ENTREVISTA
ateniensesdemanati.com

Admin

Attendance:


Manati

Puerto Rico









Conoce a tus Atenienses de Manatí a través de las diferentes entrevistas que semanalmente estaremos compartiéndo cun ustedes los fanaticos para que estén siempre bien informados. 

 

Víctor Vázquez

 

Natural de Manatí y llamado “el orgullo del residencial Zorrilla”, viste con mucho orgullo el número “24” en su camisa de los Atenienses de Manatí. Su pasión por el beisbol comenzó desde su paso por las diferentes categorías en las pequeñas ligas de Manatí. Sin embargo, un secreto que él ha tratado de guardar fue el hecho de que durante su participación con la selección en la categoría de 11-12 años, el primer cuadrangular que le conectaron no lo hizo un niño sino que fue una “niña”, suceso que le provoca carcajadas y que no le traen necesariamente muy gratos recuerdos.

 

Luego de su desempeño en la categoría Big League donde lanzó un “no-hitter” participó en el Torneo de Excelencia lo que le valió representar a Puerto Rico con viajes a Venezuela, México y Carolina del Sur. Inmediatamente fue fichado para participar en el equipo de la Doble A Juvenil de Manatí y entre sus hazañas se menciona haber ponchado a 16 bateadores en un juego. Firmó con los Atenienses en el año 2007 y a pesar de su corta edad es el lanzador de mayor experiencia en el excelente cuerpo monticular de la novena manatieña. También ha participado en la Coliceba integrando los equipos Caciques de Orocovis e Industriales de Barceloneta. Con los Industriales de Barceloneta logró un Campeonato de Puerto Rico.

 

Al preguntarle a quien le daría las gracias por lo que él es o ha logrado, inmediatamente agradeció a divino Creador y reconoció la dedicación de su Mamá y su Papá pues a pesar de las dificultades que han enfrentado con valor en la vida, han sabido sobrellevarlas con mucho amor y entrega.

 

Víctor, como los que hemos tenido la dicha de conocerlo y verlo en acción, parece que tiene dos personalidades que maneja obviamente de acuerdo a las circunstancias. Cuando no está lanzando es un ser humano amable, amistoso, accesible, dinámico, entusiasta, pintoresco, extrovertido y versátil. Sin embargo, cuando entra en funciones y se trepa en la lomita de lanzar es completamente otro, introvertido, enfocado en realizar su trabajo de una manera magistral, su concentración es máxima, se mantiene apartado y su comunicación es con él mismo analizando cada lanzamiento, estudia cada bateador que se presenta a consumir su turno, evalúa las diferentes situaciones del juego con detenimiento e inteligencia, en esos momentos su única meta es conseguir la victoria de su equipo a cualquier costo dejando hasta su corazón por lograrlo. Pero sus destrezas no se limitan a ser un lanzador pues es un bateador fenomenal capaz de jugar en los jardines hecho validado en el pasado.

 

Durante esta temporada su desempeño ha reflejado una mejora significativa en todos los aspectos en los que se puede evaluar a un lanzador. El número de bases por bolas se ha reducido drásticamente a tal grado que al momento de escribir este reportaje no había otorgado ninguna en cerca de 22 entradas lanzadas lo que ha limitado haber permitido las anotaciones de los equipos contrarios con una efectividad menor de 1.85. En adición, ha aumentado en el departamento de ponches ofrecidos y el total de entradas lanzadas, todo esto ha resultado en tener un record de 3-0 en la temporada regular.

 

Por si acaso todo lo explicado en el párrafo anterior no le indica nada y como si esto no fuera poco, para sustentar la excelente ejecución que ha tenido esta temporada con los Atenienses, cuando le pregunté cual ha sido su mejor momento en el beisbol hasta ahora, no vaciló en contestar su sobresaliente cita con la historia en aquel 3 de abril del 2010, el pasado Sábado de Gloria, donde su impecable trabajo monticular produjo un juego sin hits ni carreras, una victoria 3 a 0 sobre los Lobos de Arecibo, suceso que como todos los seguidores del beisbol sabemos, solo muy pocos han logrado obtener. Pero su consistente desempeño no ha acabado, pues el pasado viernes 30 de abril, pintó de blanco a los Titanes de Florida durante 8 entradas sin otorgar ningún boleto gratis y con 9 ponchados en el desafío obteniendo la victoria.

 

Para aquellos que les interese la historia, el nombre Víctor significa “victorioso”, no hay casualidad en Víctor Vázquez, quien desde sus comienzos su trabajo en el terreno de juego ha reflejado ser un vencedor y que a pesar de su naturaleza sencilla y humilde no es solo el orgullo del caserío, sino del pueblo de Manatí que lo vio nacer y desarrollarse. Esperamos que Víctor nos siga regalando su talento y que siga siendo un ejemplo para nuestra niñez que tanto a él le preocupa y que todo niño que se le acerca a pedirle un retrato, un autógrafo y sencillamente un consejo, no repara en ofrecerlo de forma sincera y espontánea. Nuestro reconocimiento, agradecimiento y mejores deseos para Víctor Vázquez, para su familia y que Dios los bendiga siempre.

 

 

 

 

 

Víctor Hernández

 

Lleva en su camiseta de los Atenienses de Manatí el número “8”, es uno de nuestros peloteros profesionales re-instalados que le provee al equipo increíble flexibilidad por poder desempeñarse eficientemente en la defensa tanto en los jardines como en el cuadro interior. Nacido y criado en el pueblo de Ciales donde comenzó sus primeros pasos en las pequeñas ligas.

 

Luego siguió aumentando su interés por aprender y desarrollarse en el beisbol jugando en la American Congress de Vega Baja, Legión Americana de Vega Alta y la Doble A juvenil de Vega Baja donde levantó el interés de buscadores de talento quienes lo firmaron al profesionalismo con un contrato con los Atléticos de Oakland en el 1995.

 

En el beisbol profesional del exterior jugó con los equipos fincas de los Atléticos en la liga de Arizona y Southern Oregon en la liga North West. También con los Sarasota Red Sox en la liga de Florida State y con Long Island en la Liga Independiente del Atlántico. Además jugó entre los años 2001 y 2002 en la liga profesional de Taiwan.

 

Cuando se le preguntó por su mejor momento en el beisbol hasta ahora, no dudo en contestar y recordar sus experiencias con los Indios de Mayagüez en el beisbol profesional desde el 1995 al 1999 donde tuvo la oportunidad única de disfrutar de tres Campeonatos de Puerto Rico. Recordó una anécdota en la inauguración de la temporada 1998-1999 posterior a la temporada donde José “Pito” Hernández estableció la marca de mayor número de cuadrangulares con 20. Aquel día el presentador llamó a “Pito” Hernández, la fanaticada comenzó a gritar eufóricamente pidiendo que saliera, entonces Victor creyó que lo habían llamado a él y salió del “dugout” al terreno de juego corriendo llevándose todos los aplausos de los fanáticos que habían llenado el Estadio Isidoro García. Nos mencionó que nunca había sentido una ovación de tal magnitud como la que escuchó aquel día en el día inaugural de la temporada en la Sultana del Oeste.

 

Su nueva meta es llevar a los Atenienses no solo a un campeonato de la sección Norte sino también al Campeonato de Puerto en el beisbol de la Doble A. De hecho, Víctor opina que sus compañeros del equipo manatieño les recuerdan varias características positivas que había en el equipo de los Indios de Mayagüez cuando se alzaron con los tres campeonatos consecutivos. Estas características incluyen la entrega, camaradería, entusiasmo, espíritu luchador, unidad y todos trabajan además que se divierten en equipo para un fin en común.

 

Cuando dialogas con Víctor notas que es un vencedor, un triunfador en todos los aspectos de su vida incluyendo sus estudios donde logró terminar su Bachillerato en Ingeniería Eléctrica de la Universidad Interamericana y ahora también es todo un profesional en busca de nuevos retos en el campo laboral. No solo tiene sus dotes con el guante y el bate, sino que es un líder leal y resiliente que no se rinde ante los retos que enfrenta en la vida por más duros o difíciles que parezcan. No mal interpreten su personalidad simpática, afable, tranquila, paciente y amable con sus grandes destrezas liderazgo, empatía, solidaridad, optimismo y mucha voluntad en conseguir lo que se propone, llegar a sus aspiraciones, ideales o metas a través de sus sacrificios. Le gusta llevarse bien con todo el mundo, es servicial además ofrece a sus compañeros consejos de forma sincera y desinteresadamente.

 

Víctor agradece lo que él es a su Mamá, a su Papá, y a su tío Roberto Santiago. Los Atenienses de Manatí agradecen a Víctor haber defendido a toda costa sus colores durante esta temporada con sus destrezas no solamente físicas sino también con sus excelentes valores. Que Dios te bendiga a ti y a tu familia, te deseamos lo mejor del mundo y que puedas alcanzar todo lo que te has propuesto, obviamente incluyendo el campeonato para nuestro equipo.

 

 

 

 

 

LUIS ROSARIO

 

La entrevista de esta semana fue realizada a Luis "El Prieto" Rosario, el cuarto bate y primera base de los Atenienses de Manatí. Su uniforme lleva el número 51 en honor a Bernie Williams, boricua ex-jardinero central de los Yankees de New York.

 

Sus primeros pasos en el beisbol fueron en las pequeñas ligas del barrio Espinosa del pueblo de Dorado y siguió participando en diferentes ligas hasta su participación en la Legión Americana en el 1990 donde logró el Sub-Campeonato Mundial. Luego participó en el 1991 en Dorado con la COLICEBA y firmó con Vega Alta en el beisbol aficionado en el 1992 donde estuvo 15 años hasta que fue cambiado a los Atenienses de Manatí donde lleva formando parte de esta familia por 3 años.

 

Su mejor momento en el beisbol fue su cuadrangular ante el equipo de Panamá en los juegos Centroamericanos suceso que produjo la medalla de Oro para Puerto Rico. Además, ha ganado campeonatos en Puerto Rico en la COLICEBA con el equipo de Hatillo en las temporadas del 1992, 2002 y 2003. En el futuro aspira a ser "coach" y dirigente en el beisbol asunto que entendemos ya esta preparado pues gusta mucho de aconsejar y enseñar a los talentos jovenes que actualmente se desarrollan bajo su tutela en un equipo joven como los Atenienses de Manatí.

 

Se le pregunto a quien le gustaría dar las gracias por lo que ha logrado en el beisbol e indicó: "a Dios en primer lugar, a don Benjamín Molina (padre de los hermanos receptores grandesligas Bengie, José y Yadier) y obviamente a su amado padre el señor Daniel Rosario.

 

Luis Rosario es una persona sumamente buena, honesta, humilde y sencilla, pero realmente es un líder natural seguro de sí mismo, es apasionado en todo lo que hace incluyendo su pasión por el beisbol que lo juega con coraje, energía, entusiasmo, dinamismo pero sobre todo con orgullo personal por lo que hace de forma sobresaliente. Es sumamente sacrificado y lucha sin descanso por la causas pues le gustan los retos y desafios los cuales los enfrenta de manera directa y con mucha determinación.

 

Mucha suerte, éxitos y mis respetos, fue un verdadero placer y honor haber compartido con este ser tan especial como lo es el Ateniense de Manatí, Luis "El Prieto" Rosario. Le deseo lo mejor y que Dios siempre lo bendiga a él y a su familia.

 





 


Lineup Cards, Dugout Charts, Pitching Charts, Free Team Pages, Free League Pages
Powered by BallCharts.com - free team & league websites